¿Cuáles son los peligros potenciales del grafeno?

3d rendering abstract nanotechnology hexagonal geometric form close-up, concept graphene atomic structure, concept graphene molecular structure

Ha sido calificado como un "material milagroso" y sus inventores recibieron el Premio Nobel, pero ya hay algunos estudios que advierten del peligro potencial de la manipulación del grafeno tanto para la salud humana como para el medio ambiente por los posibles riesgos de una hipotética contaminación.

Un material único

Flexible, ultrafino, superresistente, autorreparable, capaz de conducir la corriente eléctrica... sirve para prácticamente todo y, cuando la industria empiece a aplicarlo, es posible que cambie todo lo que nos rodea tanto como lo hizo el plástico a mediados del siglo pasado. Pero un par de estudios de prestigiosas universidades piden precaución en la manipulación del grafeno, ya que un material tan singular no está exento de riesgos para el ser humano y el medio ambiente.

En primer lugar, un grupo de biólogos, ingenieros y científicos especializados en el estudio de materiales, todos ellos pertenecientes a la Universidad de Browb, han descubierto un posible riesgo de toxicidad para las células humanas del grafeno. En otro estudio, un equipo de la Escuela de Ingeniería Riverside Bourns de la Universidad de California ha detectado el posible daño de la interacción con el ecosistema de la oxidación de las nanopartículas de grafeno, especialmente su papel contaminante si entran en contacto con las aguas superficiales o subterráneas.

¿Qué es el grafeno?

Es un material compuesto por una capa de carbono del grosor de un átomo. Es increíblemente ligero, pero al mismo tiempo increíblemente resistente, flexible y capaz de conducir perfectamente las cargas eléctricas y la temperatura. Hace sólo 10 años que los laboratorios han conseguido aislar el grafeno y desde entonces la industria intenta transformarlo en un material que pueda ofrecer todo el potencial que parece tener en usos y aplicaciones comerciales, aunque parece que no se ha dedicado tanto dinero y esfuerzo investigador a investigar sus posibles efectos negativos.

Precisamente por la naturaleza de su estructura, tremendamente afilada (recordemos que tiene un átomo de grosor) y altamente resistente, son las características que lo hacen potencialmente peligroso en contacto con las células humanas, ya que son susceptibles de seccionar literalmente las membranas celulares humanas (y las de otros seres vivos, por supuesto) con el consiguiente daño en los pulmones (si se inhala) o en la piel (por contacto). Un implante médico recubierto de grafeno podría ser desastroso si el recubrimiento se desprendiera, provocando una carnicería a escala celular.

Es bueno saberlo

En cuanto a la oxidación de las nanopartículas de grafeno, en contacto con aguas subterráneas donde hay poca materia orgánica y el agua tiene altos niveles de dureza, estas nanopartículas podrían volverse inestables y precipitarse al fondo de los embalses. En cambio, en aguas superficiales con mayor presencia de materia orgánica, las nanopartículas de óxido de grafeno se mantendrían más estables y tenderían a desplazarse con las corrientes del subsuelo, pudiendo causar graves daños del tipo mencionado, precisamente por su notable resistencia y extrema delgadez.

Por el momento, las autoridades de seguridad en la manipulación de materiales advierten de la necesidad de tener precaución al manipular el grafeno por el riesgo potencial de irritación de la piel, los ojos y las mucosas, así como el peligro de inhalación e ingestión.