¿Existen remedios naturales para el acné vulgar?

Frasco de cristal de aceite esencial de melisa (bálsamo de limón) con hojas frescas de melisa, concepto de fitoterapia, aromaterapia

El acné vulgar es la forma más común de acné. El acné vulgar puede afectar a cualquier persona. La mayoría de las personas han experimentado alguna forma de acné vulgar. Alrededor del 85% de los adolescentes sufren de acné vulgar hoy en día. Esto podría deberse a un aumento de los niveles hormonales que sobreestimulan sus glándulas y provocan el acné vulgar.

Factor Hormaonal

Los adolescentes buscan cada vez más formas naturales de tratar su acné vulgar. El acné puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Sin embargo, las zonas más comunes son la espalda y la cara. El acné vulgar es una forma leve de acné que no suele causar cicatrices. Las cicatrices son más frecuentes en los casos graves de acné, en los que se forman múltiples granos o pápulas que dan lugar a quistes.

Esto se llama acné quístico o acné quístico grave. Muchos enfermos optan por utilizar productos de venta libre para curar permanentemente su acné vulgar. Aunque algunos de estos productos pueden funcionar temporalmente, muchos pueden empeorar el acné. Esto puede deberse a que algunos tratamientos funcionan bien para algunas personas, pero otros pueden causar irritación. Es importante elegir el producto adecuado para tu tipo de piel y su estado.

Enfoque natural

Muchos enfermos de acné optan ahora por un enfoque holístico y natural para tratar su piel. Hay muchos productos naturales que han sido probados y se ha descubierto que proporcionan cierto alivio a muchos de sus síntomas.

El agua de rosas, el zumo de limón mezclado con agua, la leche de magnesia y el aceite puro de árbol de té, así como la lavanda y la raíz de jengibre son algunos productos naturales. Para comprobar si hay reacciones alérgicas, debes aplicar primero cualquiera de estos productos en tu piel.

Con gran éxito, el bálsamo de limón, el aloe vera y la cola de caballo se aplicaron directamente sobre la piel inflamada. La loción de azufre es otro remedio homeopático que puede utilizarse para calmar la piel inflamada. También puedes experimentar en tu casa con muchos ingredientes que ya tienes en tu nevera. Asegúrate de comprobar si eres alérgico antes de empezar.

El zumo de limón es un antibacteriano natural que puede utilizarse para limpiar la piel, curar las viejas costras de acné y prevenir la aparición de otras nuevas.

El vinagre puede utilizarse como tónico y limpiador natural. Puedes hacer el limpiador perfecto combinando 1 parte de vinagre con 1 parte de zumo de limón y 5 partes de agua. Esto eliminará el exceso de grasa y limpiará los poros de bacterias. Este tratamiento se puede utilizar tres veces por semana para que su piel sea más clara y saludable.

Consejo final

Para quienes sufren de acné, la menta fresca es un gran remedio casero. La menta es un remedio natural para el acné. También puede ayudar a prevenir la formación de nuevos granos. La mejor manera de utilizar las hojas de menta es frotarlas entre los dedos hasta que suelten su jugo. A continuación, aplícate el jugo en la cara antes de acostarte.